El cuidado de la ropa es esencial para todas las personas, hay ropa que nos encanta y la cuidamos como a nuestra vida. Hacemos de todo para que nos dure y se vea como nueva, pero en ocasiones cometemos un grave error al lavar, secar y planchar nuestras prendas.

Es un hecho que no todas las personas sabemos leer las etiquetas de cada prenda antes de lavar, creemos que todas nuestras blusas, faldas, pantalones, sacos, y demás, se lavan de la misma forma.

Sin embargo, es importante que uno entienda la técnica adecuada para cada prenda si queremos que nos dure mucho tiempo y se vea como salida de la tienda.

A continuación te damos un pequeño instructivo para que sepas entender el mundo de las etiquetas de tu ropa.



Tipo de lavado



Lavado normal



Lavado para plancha



Lavado delicado



Lavado a mano





Cantidad de agua



No se puede lavar



Lavar a 30° máximo



Lavar a 40° máximo



Lavar a 50° máximo





Temperatura del agua



Lavar a 30° máximo



Lavar a 40° máximo



Lavar a 50° máximo





Uso de blanqueador



No usar blanqueador



Solo usar blanqueadores de oxígeno



No usar blanqueador





Uso de la secadora



No usar secadora



Secar a baja temperatura



Secar a temperatura normal



Secado delicado



Secar en secadora





Lavado profesional



No lavar en seco



Limpieza en seco (cualquier disolvente)



Limpieza en seco (salvo tricloroetileno)



Limpieza en seco de ropa delicada



Limpieza profesional





Secado a mano





No secar a mano





Secar en horizontal





Dejar escurrir





Secar a la sombra





Secar en cuerda





Secar a mano





Se puede planchar




No planchar



No usar vapor



Planchar a baja temperatura (max. 110°)



Planchar a temperatura media (max. 150°)



Planchar a alta temperatura (max. 200°)



Se puede planchar